En un mar de amores

angel negro fogata

Tienen lágrimas en los ojos
las alas frías y la cara triste
los caídos, los alejados
del calor y del sol.

Ellos juegan con los niños
-los únicos que pueden verlos-
los hacen reír –a los niños-
juegan juntos hasta caer la noche.

Los caídos cargan  los niños
y les regalan una pluma de sus alas
los sumergen en el rio…
los niños, les pagan con fuego.

Fuego que aleja el frio
llamas que calman la sed
para dormir sin dolor
el aguardiente sin sabor.

Y sueñan un rio
una piedra sellada
un puente colgante
decrepito y travieso
como el pasado.

Extranjero y exiliados
de este mundo
el frio de cada noche
solo hay calor en la fogata.

Fernando B. Salgado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s