A la puerta de tu alma

cerradura te tu corazon

Aquí, en pie
ante la puerta
candados y cadenas
no me moveré
si no es para penetrar en ella.

Te miro mirado
por la alta ventana
y te canto una serenata
tu rostro, tus labios
tu ausencia mata.

No retrocederé
tocare cuantas veces haga falta
tratare de forzar los cerrojos
cuando desespere,
hasta que me canse.

Acampare fuera
frente a tus puertas
con candados y cadenas,
frente a ellas
alzare jardineras
sembrare claveles y rosas
tulipanes y alcatraces
jirasoles y margaritas
violetas y manzanilla
noche buenas, huele de noche
y flores de cempasúchil,
todas floreciendo
todas al mismo tiempo
a la espera de que abras
invitándote a que habrás.

Yo a la espera
frente a la puerta
con candados y cadenas
esperando
como eterno árbol
que te aguarda
para dar sus frutos
a ti
oxigeno de mis hojas
a ti
agua de mis raíces
a ti
te esperare
hasta el fin de los tiempos.

Fernando Salgado

3 pensamientos en “A la puerta de tu alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s