Tu naturaleza

diosa de la luna

 

Cientos de veces mis versos
podrían evocarte como hechizos
y nunca compartirían la belleza
de tu sensual naturaleza.

Naturaleza que crece delicada
como una rama liviana forma
los pies que te sostienen
y crecen suavemente
por tus pantorrillas.

Naturaleza que no escatimó
cuando tus muslos formó
y los concibio ardientes
como volcanes activos
que hacen erupción
e incendian tus caderas
sublimes, inevitables, irresistibles.

Fuertes se anastomosan
formando tu célico pubis
sobre cual reposa ansioso
tu bélico abdomen,
huracán sensible al tacto
su ojo, tu obligo fino
donde impera la calma.

Naturaleza que florece
soberbia, orgullosa, altiva
como senos gemelos
por aureolas erógenas
coronados por los dioses
cual tributo se expande
a los lados por tus hombros
recorren tus brazos
como ríos afluentes
ramificados en tus manos
en tus dedos, en tus pulpejos.

Belleza natural reposa
en tu tentador cuello
provocativo Aqueronte
que me lleva a pecar
no sin antes nombrar
el recinto de tu canto
templo resguardado
por codiciosos labios,
que ejercen como Caronte.

Pero naturales no son
la maravilla de tus ojos
secuestradores de almas
abismos y galaxias
no son naturales
porque no se como
describirlos con palabras
como a tus perfumados cabellos
constelaciones infinitas
de fragancia demencial,
donde si me hundo
no creo salir jamas.

Anuncios

3 pensamientos en “Tu naturaleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s