Día treinta.

Eramos como dos niños
cantando a la primavera
jugando a ser piratas
surcando los cuatro mares.

Tu y yo fuimos como niños
al calor de las brazas
en las tardes de invierno
entre cuentos y risas.

Quita la cara larga
míranos, aun lo somos
aun puedes usar la capa
y la espada de madera.

Toma mi mano y veras
el país de nunca jamas
te mostrare tu sonrisa
en el lago de las hadas.

Mira bien a tu alrededor
saldremos de paseo
al país de las maravillas
y tendremos aventuras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s