Día veintiocho. Oh Hombre, Oh Caballero.

1217561290_9ccc64e1dd

Camina, paso a paso
antes la frente en alto
ahora cabizbajo
antes un grito de guerra
ahora un suspiro de pena.

Oh hombre, admirarlo
su armadura ya oxidada
después de tantas batallas
ahora camina sin rumbo
su espada no tiene filo
¿Estás perdido caballero?

Sin un propósito por que vivir
sin una causa por que luchar
mas sin en cambio no te rindes
no interrumpes la batalla.

Oh hombre, oh caballero
solo te queda el versar
rimas brotan de tus labios,
como la cristalina agua
de un bífido caudal
no queda a quien besar.

Su escudo roto ya esta
de tantas flechas detener
de tantas espadas defender
oh hombre, admirarlo
se encuentra confundido
de su sucio casco se asoman
sus ojos de lucha y tristeza.

Oh hombre, oh caballero
¿Qué portas amarrado,
en tu pecho y brazo izquierdo?
cuéntanos tu pena noble ser.

Saludos, gentil hombre,
si mi nombre me permitiera omitir
ya que no lo sé o no recuerdo
mas puedo decirte quien fui
un hombre, que fue un guerrero noble.

De batalla en batalla
mi penar aumentaba
hasta que la encontré a ella
una bella doncella
que mi camino iluminaba
hasta perderla poco a poco
por temor y estupidez.

Ahora la busco
de un polo a otro
solo ella pude liberarme
solo junto ella descansar
solo en ella puedo pensar
no me resignare
seguiré luchando
seguiré peleando.

Oh hombre, oh caballero
que versas al viento
esperando que él
lleve tus rimas a ella
no te preocupes
tal vez te escuche y corresponda.

Ser de gran valentía
caballero de gran fortaleza
hombre en busca de la bella princesa
tu casco está sucio
tu armadura esta oxidada
ya tus manos heridas
tu escudo roto y espada sin filo.

Oh hombre, oh caballero
sin un propósito por que vivir
sin una causa por que luchar
mas sin en cambio no te rindes
no paras, no dejas de luchar.

Encuentra a tu amor, a tu mujer
que te quite la armadura
y libere al hombre que antes fuiste,
reanuda tu camino.

El pecho le duele, sus manos sangran
continua buscando a la mujer de la foto
toma como brújula al corazón
y buena suerte te desea un conocido.

2 pensamientos en “Día veintiocho. Oh Hombre, Oh Caballero.

    • Muchas gracias, así es, y cuando se ponga el sol, la luna lo relevara, sin descanso hasta encontrarla, y cuando la encuentre, sin descanso para conservarla y hacerla feliz, por eso es infinita esa búsqueda. Gracias por pasarte a leer y comentar, gracias amigo, un abrazo sincero.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s