Día dieciocho. Introducción.

libertad y mujer

Cuando tu llegaste a mi
te dedicaste a tomar
mi libreta de misterios,
y llenar los espacios
que aún quedaban en blanco.

No te importo mi pasado
tu querías mi presente
y me enseñaste palabras
que me eran desconocidas
como cien significados.

Con un diccionario en mano
y la tinta de tus labios
un nuevo vocabulario
titulado por un “te amo”
y prólogo de suspiros.

Te convertiste en mi amante
sin llegar a la intimidad,
fuiste mi fiel confidente
mi sin fondo recipiente
de mis “te amo” aderezados
de besos y caricias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s