Día ocho. a un Mensaje Sin Nota.

mariposa-monarca

Te marchas, no habrá mañana
todas aquellas noches
que disfrutamos juntos,
no más, se perderán.

Desde hace tiempo atrás
me hablaste de tu partida
y no te quise creer,
a perderte me negaba.

Ahora que hare sin ti
y este errante vacío
tan profundo y tan negro
que dejas ahora en mí.

No me queda más que opción
no lo puedo impedir,
caigo en la resignación
de la cruel desolación.

Se terminan los mensajes
no habrá con quien platicar,
serán desiertas mis noches
y yo seré un eremita.

Es casi romántica
la forma que te venero;
aunque crecimos juntos
como llegaste te iras.

Tú me comunicabas
como un portal al mundo,
tú me dejaste explorar
con toda libertad.

Y ahora tengo que decir
adiós a todas las noches
de diabluras y desvelos
tú, yo, y la luna juntos.

O a veces solamente
nadábamos en silencio,
pasábamos el tiempo
esperando la mañana.

Siempre estuviste ahí
cuando te necesitaba,
y ahora con estos versos,
triste, de ti me despido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s